Tacones poderosos - Curso Personal Shopper
663
post-template-default,single,single-post,postid-663,single-format-standard,bridge-core-1.0.4,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.0.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Tacones poderosos

Una mujer subida a unos tacones es más peligrosa, poderosa y segura que cuando va en plano. No importa la incomodidad o el dolor que al cabo de un rato sintamos en las plantas de los pies, el tacón sube tanto la altura como la autoestima de su dueña. Aumenta la confianza en una misma y, si eres diestra en el arte de caminar, acompasa tus pasos un «clac clac» al ritmo de tus caderas.

 

Un zapato de tacón atrae más al sexo masculino que un vestido sugerente. Objeto fetiche por excelencia, les hace ver que tienes todo bajo control, que dominas la situación. Y, de hecho, el zapato siempre ha sido un objeto que denotaba el poder de quien lo llevaba. Reyes como Luis XIV solían vestir tacones para mostrar su superioridad frente al pueblo y ya en el antiguo Egipto se han visto dibujos de faraones utilizando zapatos con tacón. Y como en la moda no todo son chaquetas y vestidos, diseñadores como Manolo Blahnik y Christian Louboutin decidieron explotar el mercado de los pies y hacerlo de mejor manera posible: amando su profesión.

Fuente: harpersbazaar.es

Althos Formaciónnoticias.es

 

Captura de pantalla 2014-08-27 a la(s) 11.21.36



1
Hola ????
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by