Alexis Mínguez para Victoria Cruz

Alexis Mínguez: “Cuando regalas Victoria Cruz, prácticamente, te estás asegurando el regalo”

 

Victoria Cruz Jewelry es una firma de joyería que actualmente triunfa en toda la geografía española. El éxito de esta empresa familiar permite que, actualmente, todos sus componentes tengan más trabajo del que pueden abarcar.

El artífice de esta marca es Alexis Mínguez, un joven de 28 años nacido en Santa Cruz de Tenerife pero residente en Valencia desde los 5 años. Su formación académica no tiene nada que ver con su profesión actual, estudió Formación Profesional de Fresador/Tornero (módulo mecanizado) ya que era uno de los oficios con mayor salida laboral en aquel momento, sin embargo, pronto se dio cuenta que no era lo que estaba buscando y se decantó por colaborar con su padre, el cual ya trabajaba importando pendientes y gargantillas desde México.

Desde, aproximadamente, el año 2009 empieza a trabajar con él: le acompaña en sus viajes de negocios, se entrevista con sus clientes y participa en Ferias de Joyería por otros países como la Feria de Joyería Vicenza en Italia. A partir del 2011 se da cuenta que los productos que comercializaban no tenían futuro porque era algo que se estaba masificando y de ahí se crea la marca Victoria Cruz Jewelry.

El nombre de la firma de joyería está inspirado en su madre, aunque hay que decir que no nació solo por dedicárselo a ella, sino porque consideraban que también era un buen nombre comercial para el sector de la joyería: “Hemos trabajado mucho la imagen corporativa y sabemos que el consumidor de joyas busca marcas, necesita un producto que tenga nombre propio”.

Victoria Cruz Jewelry está presente en muchos de los Centros Comerciales de España, han firmado una relación comercial con una fábrica sita en Italia que produce sus joyas en exclusiva para toda la península. Alexis y su equipo se dedican a diseñar, dibujar, aportar ideas a fábrica sobre lo que piensan que puede demandar el cliente español, según sus gustos, teniendo en cuenta siempre el mercado, estudiándolo y viendo qué productos son los que más se estilan: los colores de temporada, las formas, etc. Luego se dedican a distribuir los productos desde su oficina dónde se centralizan todos los pedidos. En Canarias y Andalucía también poseen una distribuidora de sus joyas.

Las palabras que mejor definen una joya Victoria Cruz son: sencillez, feminidad, romanticismo y color. Se trata de joyas realizadas en plata de ley y combinadas con elementos Swarovski destinadas a chicas desde 14 a 16 años que buscan pendientes más básicos hasta señoras de mayor edad, aunque el cliente más fiel de estas joyas son mujeres de entre 30 a 50 años muy femeninas, seductoras, que les gusta mucho presumir, la moda, verse guapas, cuidarse e ir un poco a la ultima.

El secreto de la colección se encuentra en que es un producto perfecto tanto para regalar como para consumo propio: “Cuando buscas regalar algo, siempre quieres acertar y por eso, si el artículo es muy llamativo o demasiado novedoso no lo compras porque no sabes si le va a gustar. En cambo, cuando regalas Victoria Cruz prácticamente te estás asegurando el regalo”.

El éxito de esta colección de joyería se consigue mezclando las ideas de los diseñadores y las que proponen desde la fábrica que produce las joyas. Ahora tienen objetivos con mayor prioridad pero no descartan proyectos a largo plazo como crear una colección de bolsos e incluso otra posibilidad que les atrae son los perfumes.

Desde Althos Formación Formación les deseamos un futuro muy próspero a nivel profesional y os animamos a conocer Victoria Cruz Jewelry a través del siguiente enlace: Victoria Cruz Jewelry